¿Sabes lo que son los “graded readers” o lecturas adaptadas? Muchas editoriales en el sector de la enseñanza de idiomas comercializan libros que son versiones adaptadas de obras literarias más extensas o complejas, y también títulos originales, que se corresponden con un nivel concreto del MCERL (Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas). Con este tipo de libros se pretende hacer más fácil que personas que tienen un nivel más bajo de un idioma puedan acceder a la lectura.

Es algo muy común en los institutos españoles que el profesor o profesora de inglés asigne lecturas adaptadas a los alumnos cada curso. Es también muy común que la mayoría de estudiantes muestren poco o ningún interés en estas lecturas. La mayoría son libros que los alumnos consideran pasados de moda o de temáticas poco interesantes.

Teniendo en cuenta la aversión que les produce leer cosas por obligación, siempre recomiendo a mis alumnos y alumnas que encuentren algún medio o tema que les resulte atractivo para poder leer y así mantenerse motivados. No obstante, esto hay que matizarlo. No todo sirve y no todo resulta motivador, por mucho que el tema resulte muy interesante. ¿Por qué?

Hace años recomendé leer literatura juvenil en inglés a unos alumnos que se preparaban para exámenes de A2 y B1. Estaban desmotivados con la lectura, las lecturas adaptadas no les interesaban y siempre sacaban peor nota en reading que en el resto de destrezas. Sin embargo, yo no tenía en cuenta una cuestión muy importante: si no eran capaces de entender lo suficiente no iba a servir para mucho que leyeran, y además, acabarían terriblemente desmotivados. Un texto incomprensible para nosotros no puede enseñarnos nada. Sin comprender el mensaje la lectura es un acto vacío. La cuestión es que intentaron leer “The Hunger Games” y no se enteraban de nada. Como vi que tenían interés por ese género (adolescentes en una distopia), busqué un título alternativo que tenía algo que ver (este, por si tienes curiosidad😉)

El “input comprensible”

Según S.D. Krashen en su famosa hipótesis del “input comprensible”, una persona que aprende un idioma mejora y progresa cuando recibe un “input” que está solo un paso más allá de su etapa actual de competencia lingüística. Esto quiere decir que si yo tengo un nivel B1, tendré que exponerme a contenidos y materiales de nivel B1+1 para poder progresar. Esta hipótesis se centra en la adquisición, que podemos definir a grandes rasgos como el aprendizaje “inconsciente”, lo que interiorizamos al participar en la comunicación o leer textos.

Por tanto, si tenemos en cuenta esta hipótesis, es mucho más positivo para ti que leas textos adaptados si estás aprendiendo inglés y aun estás en un nivel del A1 al B1, e incluso B2. Leer textos adaptados a tu nivel te permitirá comprender la mayoría del mensaje y serás capaz de interiorizar más de forma pasiva. Ten en cuenta que el 90% de los textos en tu libro de clase están a su vez adaptados de artículos o libros más extensos y/o complejos. Eso si, dentro de las lecturas adaptadas, es primordial que busques novelas con sinopsis que te parezcan llamativas o libros de no-ficción sobre temas sobre los que quieras aprender.

Si tienes un nivel C1 o C2 ya te recomendaría ir a por los textos completos. A esos niveles es muy posible que entiendas la mayoría de lo que lees. Al igual que un estudiante que esté en un nivel B1 debe leer algo ligeramente superior a su nivel, los alumnos de nivel avanzado también deben procurar exponerse al idioma de modo que estén aprendiendo constantemente.

¿Cómo puedo empezar?

Si te interesa empezar a trabajar con lecturas adaptadas, te voy a recomendar una página web que me ha parecido brillante. English e-reader tiene un amplio catálogo ordenado por nivel MCERL (desde el nivel A1 al C2 – aunque estos últimos ya no están adaptados). También los puedes ordenar por género o por sagas. Hay mucha variedad en cuanto a temáticas y géneros.

La página es muy versátil porque te permite leer los libros en el dispositivo que estés utilizando (ordenador o dispositivos móviles y tablets) y también te permite descargarlos en distintos formato (epub y mobi entre otros). Además, puedes descargarte también un archivo de audio para escuchar en formato audiolibro. Esto le da una nueva utilidad a los textos, ya que además de leerlos, los puedes utilizar para practicar tu comprensión oral y tu pronunciación si imitas la del lector del audio. Me parece un recurso genial. Si lo combinas con esta otra herramienta de la que te hablé en otra ocasión, tendrás una experiencia de aprendizaje casi perfecta.

¿Dónde encontrar libros físicos?

Hay varias editoriales que publican “graded readers” en formato físico y también en e-book. Te dejo los enlaces a sus páginas para que puedas echar un ojo a sus catálogos:

Si empiezas a leer alguno de los libros o relatos disponibles en English e-reader o compras alguno nuevo, escríbeme un comentario abajo y cuéntame tu opinión. Así sabré qué libros debo (o no 😅) leer.